Author Archive admin

Poradmin

Aikido como defensa personal para hombres y mujeres

En la actualidad, la necesidad de conocer técnicas de defensa personal es evidente. La pregunta que surge como consecuencia  es ¿Qué es la defensa personal? Para responder a este interrogante, debemos ir a hacia atrás en el tiempo, posiblemente al origen de la humanidad, donde las tribu tenían que defender sus territorios de caza. Las primeras técnicas que surgieron era usar piedras, palos, lanzas y arcos como primera forma de defensa.

Luego en la época feudal el tema se hace mas refinado. Los Samurai, antiguos guerreros Japoneses,  estando en guerra o no, sabían que podían ser atacados en cualquier momento, por rivales en busca de venganza, ladrones, ninjas entre otros.

Los Samurai suponían que el ataque siempre iba  a ser en forma sorpresiva,  con un arma de por medio y con múltiples atacantes, es decir la peor situación posible. Por que buscan al máximo, evitar exponerse a tal peligro. Una de las formas que tenían era un complejo sistema de protocolo.  Por ejemplo si dos guerreros se encontraban, el protocolo era pasar por el lado izquierdo, ya que en realidad pasar por el lado derecho implica exponerse a ser cortado con el sable del otro guerrero samurai.

Entonces ¿Qué es la defensa personal? ¿Dejar que la situación no sorprenda y depender solo nuestra habilidad en aplicar alguna técnica y neutralizar al agresor? ¿Suponer un solo atacante y sin armas de por medio? Definitivamente NO. Los Samurai, cuya única función era la guerra, se dieron cuenta que la mejor forma era anticiparse y no dejar que los sorprendieran o dicho de otra forma la prevención.

No obstante, no siempre se puede prevenir o anticipar, entonces ¿Qué tipos de técnicas son apropiadas? Existen múltiples estilos y formas, pero antes debemos tener en cuenta que no es lo mismo una lucha en un ring o cuadrilatero donde existen reglas que protegen la integridad de los deportistas de contacto. Técnicas muy populares por su colorido, como la lucha en el piso, grappling, boxeo, etc. exponen peligrosamente los puntos vitales, si el atacante dispone de un cuchillo o punta. También serian pocos eficaces si fueran mas de un oponente.

 

Usar guardia alta expone  los brazo. Si estos son cortados no es posible ningún tipo de defensa

La guardia alta, no puede ser usada para bloquear los ataques si el oponente tiene un arma blanca

Una movimiento de derribe muy popular en la lucha, llamado “takedown”. Si el oponente este armado expone la espalda. No recomendable, para la defensa personal.

Intentar llevar al oponente al piso y luchar en esa posición se torna peligroso ya que exponemos todos lo puntos vitales. Esto tipo de lucha se puede llevar a cabo si existen un conjunto de reglas que impiden golpear en estos puntos. Como cuello, ojos, etc

 

El Aikido tradicional, mantiene los principios de los antiguos guerros Japoneses, ya que se busca como primera instancia desarrollar es estado mental de alerta (llamado Zanshin) y así ver la situación antes de que ocurra, como primer técnica de defensa personal.

Luego su concepto de combate de combate supone  que hay un arma de por medio y/o múltiples atacantes por eso se basa en salidas y movimientos circulares, evitando exponer los puntos vitales y dar las espalda a múltiples oponentes. Por otro lado las proyecciones buscan neutralizar los más rápido posible.

 

 

El  aprendizaje de la defensa personal, es un proceso que requiere tiempo, dedicación y estudio. No es posible aprender en curso de fin de semana. Ya que desarrollar la habilidad de poder aplicar las técnicas requiere acondicionar el cuerpo y la mente para que estas surjan de forma espontánea, lo cuál requiere miles de horas de entrenamiento. 

 

 

Poradmin

El Aikido no es un arte marcial, es Budo

Recientemente, durante el keiko, Hitohira Saito Sensei habló acerca del de entrenamiento del Aikido . En concreto, acerca de ser un buen uke y los puntos que debemos recordar. Obviamente, esto no es un transcripción de lo que Sensei dijo. Es mi traducción de los puntos importantes que él comentó. De todos modos espero que los encontréis interesantes. Los fragmentos en boca de Sensei los he escrito en cursiva. El resto son mis reflexiones y pensamientos acerca de lo que se dijo:

 

Cuando practicamos aikido no debemos ser competitivos. Nosotros no deberíamos tratar de retener a nuestro compañero tan fuerte como nos sea posible. Todo el mundo tiene un límite en cuanto a la cantidad de fuerza que pueden manejar. Si somos capaces de agarrar a nuestro compañero más allá de su límite, entonces esto no es entrenamiento, se convierte en una competición. El Aikido no es un arte marcial. Es Budo. El objetivo no es sólo hacerte más fuerte físicamente, sino también mentalmente.1 Esto se logra a través de keiko, probando constantemente y empujando los límites más y más. Pero es con el fin de empujar ese límite que tenemos que entrenar en el límite. No por encima de él.

Un buen keiko de Aikido es en realidad mucho más difícil de practicar que un keiko de las artes marciales competitivas. En un arte marcial basado en la competición no sabemos la técnica que va a realizar nuestro oponente. Estamos constantemente tratando de adivinar lo que van a hacer y contrarrestándolo. Es fácil ser un uke honesto en Judo. Si la proyección es buena te van a derribar, si no lo es seguirás de pie.

Sin embargo, en el Aikido ya sabes donde tu compañero va a pisar, o en qué dirección se moverá, o empujará a su compañero. Es fácil contrarrestarlo y recuperar el equilibrio. Pero esto no es keiko. Básicamente estás escapando de la técnica. Tu pareja tendría que cambiar continuamente la técnica con el fin de derribarte. Esto no es Keiko .

Un uke debe fijar su postura en el inicio de una técnica y tratar de no perderla. Si se desequilibra, entonces debería aceptarlo y seguir. Sin embargo, no debe girar intencionalmente la espalda a su pareja. Lo que estamos haciendo es BUDO, no artes marciales. Si le das la espalda a alguien en el Budo estás muerto. Es necesario tener esto en mente cuando se practican técnicas y cuando eres un uke. Necesita cultivar este sentimiento cuando practicas .

Cuando Osensei quería demostrar técnicas él no le decía a la gente cuáles eran las que estaba a punto de ejecutar. Simplemente las hacía. Esto implicaba que nadie sería capaz de adaptarse a él o arruinar la técnica.

Fuente: http://www.aikidoenlinea.com/blog/el-aikido-no-es-un-arte-marcial-es-budo/

Poradmin

¿Qué es Aikido y qué no es?

 Se trata de una anécdota ocurrida al Maestro Minoru Mochizuki concerniente al escepticismo de un joven Tadashi Abe, sobre la efectividad del Aikido

 

Había un hombre llamado Tadashi Abe, recientemente fallecido. En cierta ocasión en que visité a O Sensei en al dojo de Iwama para saludarle tras mi regreso a Japón al finalizar la guerra [segunda], tuve el siguiente encuentro con él. O Sensei se encontraba feliz al saber que yo había regresado sano y salvo y me dio una calurosa bienvenida. Me quedé a dormir esa noche en el dojo. Esa noche vino a mi habitación un hombre de aspecto malvado con un corte de pelo a lo monje y me pidió permiso para entrar. Cuando le di el permiso él entró.

—“Me llamo Tadashi Abe. Sensei, ¿puedo hacerle una pregunta directa?”

Le dije que me preguntara lo que quisiera. Me preguntó si realmente estudiaba Aikijujutsu de manera seria. En aquellos tiempos el arte aun no tenía el nombre de Aikido. Cuando le respondí afirmativamente, me dijo lo siguiente:

Tadashi Abe
Tadashi Abe, 6º Dan

—“¿En serio? Llevo mucho tiempo oyendo cosas sobre Vd., Sensei. He oído que ha tenido experiencia real en combate. Me parece extraño que alguien como Vd. Se encuentre satisfecho con un arte como el Aikijujutsu”.

Cuando le pregunté por qué pensaba así me contestó que ni Ueshiba Sensei ni el Sr. Morihiro Saito serían capaces de resistir un combate contra él ni siquiera tres minutos. Que él les derrotaría de un solo golpe.

—“Estás muy seguro de ti mismo, ¿no?”, contesté. “¿De verdad crees que puedes derrotar a Ueshiba Sensei?”, añadí.

Contestó que creía que sería fácil para él derrotar a Sensei y aun añadió:

—“He estado observando a Ueshiba Sensei durante mucho tiempo y no me convence practicar un arte como el Aikijujutsu. Estoy seguro de que le puedo derrotar con solo un golpe de boxeo. He oído que Vd. pone énfasis en el combate, ¿es cierto?

Le contesté como sigue:

—“He estado en muchas peleas callejeras, pero no incluiría eso en la categoría de ‘combate’. Y también he asaltado campamentos enemigos sable en mano”.

Entonces me preguntó si realmente el Aikido era útil o no para pelear. Cuando yo le respondí que el Aikido no sólo era útil en peleas sino también en tiempos de guerra me dijo que mi respuesta no le convencía. Entonces le sugerí que me atacara y me quedé allí, indicándole que me atacara como mejor supiera. Me pidió que me pusiera en guardia. Le contesté:

—“No pidas cosas innecesarias. No hay manera de derrotar al enemigo si él le dice lo qué hacer. ¡Atácame como quieras!”

Abe murmuró: “Sensei, ¿realmente puedo golpearle? Es extraño… tiene aperturas por todas partes…” Entonces se puso en guardia y me atacó de repente. Esquivé el golpe [taisabaki] y le di una patada. Gruñó y cayó al suelo. Inmediatamente apliqué una técnica de resucitación [katsu] y le di un masaje.

—“¿Cómo puede alguien como tú, que se desmorona y pierde el conocimiento cuando recibe una pequeña patada, durar algo en una pelea?”

—“Sensei, ¿es que el Aikido incluye técnicas de pateo?”

—“¡Estúpido! ¿Qué quieres decir con esa pregunta? Empleamos técnicas de pateo o lo que haga falta. Incluso he empleado artillería. Las artes marciales, las armas y la artillería, todas son Aikido. ¿Qué es lo que crees que es el Aikido? ¿Crees que se trata de retorcer muñecas? Es un medio de Guerra… ¡una acción de Guerra! El Aikido es una lucha con sables de verdad. Empleamos la palabra ‘Aiki’ porque con él podemos sentir la mente del enemigo que viene a atacar, de manera que podemos responder de manera inmediata. Mira el Sumo. Cuando dan la voz [Miatte! Miatte!] se levantan y se lanzan el uno contra el otro en un flash. Eso mismo es ‘Aiki’. Cuando una persona se enfrenta a un enemigo estando en un estado mental libre de toda idea o pensamiento y es instantáneamente capaz de lidiar con él, a eso lo llamamos ‘Aiki’. En los tiempos antiguos se llamaba ‘Aiki no jutsu’. Así, la artillería o cualquier cosa de convierte en ‘Aiki’”.

—“¿Así es…? Creo que ya entiendo”.

—“Si aun no lo entiendes, ven a verme cuando quieras”.

Después de este episodio Abe me tomó miedo y me saludaba desde lejos. Pero cuando fui enviado [por Ueshiba O Sensei] a Europa me pidió que le llevara como asistente.

Durante mi tiempo en Europa también tuve experiencias interesantes. Como practicábamos cosas como luxaciones de muñeca algunas personas se preguntaban si este tipo de entrenamiento realmente sería útil en una lucha real y me hacían muchas preguntas, así que les di la siguiente explicación:

—“Cuando practicamos, aprendemos la manera correcta de mover el cuerpo y cómo emplear la fuerza [kokyu ryoku] de manera racional. Mediante el uso del ‘Aiki’ puedes ser capaz de responder inmediatamente en cuando un enemigo se acerca acechando para atacar. De esta manera puedes sacudirte de encima a cualquiera”.

Así que un estudiante me preguntó: “¿Entonces puedo traer una pistola? Si empleo una pistola, Sensei, ¿qué haría Vd.?”

Mi respuesta fue que entonces yo traería un rifle.

Fuente:http://www.aikidoenlinea.com/blog/minoru-mochizuki-y-tadashi-abe/

Poradmin

Shuriken en el Aikido Iwama Mendoza

Shuriken-jutsu es  la forma en la que se denominan a  las artes marciales japonesas, que consisten en arrojar púas de metal con una o más puntas con una sola mano. El origen se remonta a la época feudal de Japón, donde inicialmente se lanzaban piedras como defensa personal.

 

Existen principalmente dos clases de shuriken:

Bo-shuriken – es una vara de metal con una o dos puntas . Su longitud típica era de unos 16 cm y su peso promedio de unos 50 gramos. 

 

 

 

• Hira-shuriken, shaken (o “estrellas”) – son placas de metal planas con forma de ruedas, con puntas afiladas. Por lo general, su espesor es de unos 3 mm, y unos 11 cm de diámetro, con un número variable de puntas que varía entre 3 a 20. 

 

Shurieken–jutsu estilo Saito- ryu

 

Morihiro Saito Sensei, comienza enseñar el arte de lanzar shuriken a sus estudiantes de Aikido en Iwama. Durante esa época Saito sensei introduce modificaciones a la forma original, denominada Negishi Ryu Shuriken, que luego en honor a él, sus alumnos denominarían Saito – ryu.

No existen registros sobre quién fue el maestro de shuriken de Morihiro Saito sensei, pero se sabe que, sus estudios comienzan cuando el estaba entrenando Aikido con o`sensei, ya que este al parecer, sabía de este arte.

En la actualidad el hijo de Morihiro Saito sensei, Hitohiro sensei continúa enseñando este arte a todos sus alumnos.